domingo, 20 de marzo de 2016

Berlín: Otro Concepto de Parques Infantiles



Los parques de nuestra ciudad y especialmente los de nuestro distrito me parecen cutres, todos iguales, raquíticos, tristes y aburridos, con cuatro aparatos medio rotos; la mayoría están en espacios pequeños, vallados y segregados donde lxs niñxs no pueden relacionarse entre sí y en los que los padres y madres tampoco disponen de espacios cómodos para acompañarles.
Me gustaría trasladar a nuestra ciudad algunos de los parques de Berlín a los que voy con mi nieta, parques en los que niñxs locxs y felices juegan, trepan y se rebozan en agua y barro ante la mirada horrorizada de sus acompañantes españolxs o latinxs.
Lxs alemanxs ven esta forma de jugar con total naturalidad.
Estos parques están integrados en zonas verdes y los árboles y arbustos, piedras, troncos y desniveles son parte de la zona de juegos: para correr, usar patinetes, jugar al escondite, etc.
Tienen en común una serie de características como son:
Un cuadrado grande de arena fina y, a menudo, una zona de agua corriente, con canales a distintos niveles donde jugar con cubos, palas y rastrillos de toda la vida y también con estructuras más nuevas como unas pequeñas torres con cadenas para subir y bajar los cubos de agua y arena.
Una zona para escalar: paredes, mallas…
Casitas y otras construcciones de madera, barcos, castillos, pasarelas, laberintos, troncos para hacer equilibrios, puentes colgantes, figuras fantásticas o de animales…
Ruedas, balancines y aparatos de gimnasia e instalaciones como barras, bandas o camas elásticas. Además de columpios tipo cesta en los que caben varixs niñxs y toboganes en los que la pendiente está integrada en el terreno o formando parte de otra instalación.
Estos parques berlineses son parques personalizados: cada uno tiene algo distintivo y diferente donde poder escoger según los gustos o los momentos.
Hay en su diseño bastante fantasía e imaginación y un gran cuidado para que realmente puedan ser disfrutados y compartidos por niñxs con capacidades y características diversas.
Es importante, desde luego, el cuidado y mantenimiento de todas estas instalaciones y de su entorno, cumpliendo todas las normas de higiene y seguridad.
Para montar estos parques no se requiere un gran presupuesto, solo hace falta imaginación, querer a lxs niñxs, jugar con ellxs y recordar lo que nos gustaba cuando teníamos su edad.

Isabel S.

Puedes encontrar más detalles y documentación gráfica sobre el tema en:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión nos interesa. ¡Gracias por comentar!